Páginas

domingo, 31 de marzo de 2013

El hombre de mi propiedad

El hombre de mi propiedad
Giovanni Papini
Como hace muchos años he dejado de escribir un Diario, no puedo decir con exactitud cuánto tiempo hace que me encontré el cuerpo y el alma del Amigo Dité. Probablemente, dada mi distracción, no me di cuenta en qué día preciso mi segunda sombra -aquella sólida y relativamente viva- se decidió a entrar en la escena poco iluminada de mi vida.
Una mañana, al salir de casa, me di cuenta de que iba acompañado, a esa respetuosa distancia que no permite hacer preguntas ni dar explicaciones, por un hombre de unos cuarenta años, enfundado en un largo abrigo azul, alegre y sonriente (pero sin demasiada exageración). No teniendo nada que hacer, y habiendo salido únicamente de casa para no oír los crujidos de la leña en la chimenea, me divertí mirando de reojo a mi acompañante, a pesar de que -ténganlo bien en cuenta- éste no tenía nada de extraordinario. No supuse, ni por un solo momento, que pudiese tratarse de un policía; mi completa falta de valor físico y mi repugnancia por los malos olores me han impedido siempre entregarme a la política militante; y la pereza, unida a mi escasa habilidad manual, me ha salvado de buscar en el delito los medios de subsistencia.
No podía, tampoco, imaginar que el hombre vestido de azul fuese una especie de ladronzuelo de ciudad, decidido a robarme, pues mi decente pobreza era conocida en todo el barrio, y mi modo de vestir, más descuidado que desenvuelto, disociaba de mi persona cualquier idea de bienestar.

viernes, 29 de marzo de 2013

¡Sé la mejor versión de ti mismo!

"Aceptando que gustamos a quienes gustamos cuando somos como somos, no querremos agradar a más gente cambiando nuestro carácter, porque entonces ni seremos ni gustaremos".

Nadie tiene derecho a compararte. No mires a nadie ni te distraigas, crece todo lo que puedas.

No compitas con nadie, no tienes que demostrarle nada a nadie. No tienes que llegar a donde el otro llegó, sólo superar tus propios logros y tus límites.

Tampoco tienes obligación de ganar el sueldo que percibe otro, si no de mejorar tus ingresos actuales. No estás obligado a tener el cuerpo de los modelos de turno para ser aceptado, sólo trabaja para poder gozar de una buena salud física y mental.

¡Sé la mejor versión de ti mismo!

"Gente Tóxica"
(Bernardo Stamateas)

jueves, 28 de marzo de 2013

Predicciones y Profecías para el 2013

Predicciones y Profecías para el 2013 
 
Como cada año, "mundodesconocido.com", avanza las mas importantes predicciones y profecías para el 2013, un compendio de datos recopilados de diversas fuentes basadas en percepciones de psíquicos, sueños reveladores, Predicciones Económicas y políticas... etc.

miércoles, 27 de marzo de 2013

martes, 26 de marzo de 2013

La envidia

Muchas definiciones podrían usarse para la envidia. Cojamos, por ejemplo, la siguiente: "envidiar" es una emoción que no sólo implica anhelar lo que la otra persona tiene, querer estar pasando por la misma circunstancia que el otro; el acto de envidiar implica mucho más: te coloca en un plano de continua insatisfacción y de queja permanente. La envidia nace de la sensación o de la creencia de que nunca tendrás lo que el otro posee.

La envidia no vive sola, sino que convive con la crítica, la murmuración, el chisme, la dependencia, la desgana, todas actitudes que consumen nuestras fuerzas, conviertiéndonos en excelentes "opinólogos" pero en pobres constructores de nuestra propia vida.

Desperdiciamos tanto tiempo en los otros que cuandos tenemos que ocuparnos de nosotros mismos ya estamos desganados, y entonces decimos: "Se me ha pasado el tiempo, ya lo haré mañana", pero mañana tendrá el mismo resultado si no rompes el circuito de la crítica y el enjuiciamiento.

La envidia nos transforma en seres intolerantes respecto del éxito de los demás. Se sufre por tener menos dinero, menos felicidad que el otro. El objetivo siempre tener "mayor cantidad" que la que el otro tiené, aun a costa del dolor y la infelicidad. Quien vive bajo estos conceptos sólo podrá ocupar el lugar de víctima, malgastando el tiempo, en vez de vivir y permitir que el otro viva como mejor le parezca.

Extraído y adaptado de "Gente Tóxica"
(Bernardo Stamateas)

domingo, 24 de marzo de 2013

El Chiflón del Diablo

El Chiflón del Diablo
[Cuento. Texto completo.]
Baldomero Lillo
En una sala baja y estrecha, el capataz de turno sentado en su mesa de trabajo y teniendo delante de sí un gran registro abierto, vigilaba la bajada de los obreros en aquella fría mañana de invierno. Por el hueco de la puerta se veía el ascensor aguardando su carga humana que, una vez completa, desaparecía con él, callada y rápida, por la húmeda abertura del pique.
Los mineros llegaban en pequeños grupos, y mientras descolgaban de los ganchos adheridos a las paredes sus lámparas, ya encendidas, el escribiente fijaba en ellos una ojeada penetrante, trazando con el lápiz una corta raya al margen de cada nombre. De pronto, dirigiéndose a dos trabajadores que iban presurosos hacia la puerta de salida los detuvo con un ademán, diciéndoles:
-Quédense ustedes.
Los obreros se volvieron sorprendidos y una vaga inquietud se pintó en sus pálidos rostros. El más joven, muchacho de veinte años escasos, pecoso, con una abundante cabellera rojiza, a la que debía el apodo de Cabeza de Cobre, con que todo el mundo lo designaba, era de baja estatura, fuerte y robusto. El otro más alto, un tanto flaco y huesudo, era ya viejo de aspecto endeble y achacoso. Ambos con la mano derecha sostenían la lámpara y con la izquierda su manojo de pequeños trozos de cordel en cuyas extremidades había atados un botón o una cuenta de vidrio de distintas formas y colores; eran los tantos o señales que los barreteros sujetan dentro de las carretillas de carbón para indicar arriba su procedencia.
 

sábado, 23 de marzo de 2013

Libre de culpa y cargo

Todos los seres humanos tenemos derecho a ser felices y a vivir sin culpas. Todos tenemos cosas buenas y otras que no lo son tanto; sin embargo, necesitamos conectarnos con lo bueno, con lo mejor que tenemos, y seguir adelante.
Sin darnos cuenta nos hemos llenado de culpas, de circunstancias difíciles que debimos pasar y que decidimos cargas sobre nuestros hombros, de mensajes que hemos aceptado e incorporado sin cuestionar y que asumimos como propios.
Obsesionarte con la culpa sólo traerá dolor y heridas a tu alma y a tu cuerpo. Tú eres tu propio tóxico. Ya es tiempo de aprender a ser libre de todos los paradigmas falsos que hasta hoy te dirigían y de disfrutar sin culpa. El cordón umbilical se ha roto y ahora te toca decidir a ti. Simplemente sé tú mismo, limpia el polvo de tus zapatos y sigue adelante. Vacíate de tus culpas propias y ajenas y comienza a vivir con convicción.
La convicción te permitirá prever, modificar, cambiar lo que sea necesario cambiar y seguir adelante.
- Si te has equivocado, pide perdón. Saber disculparse es un acto de grandeza, implica reconocer nuestros errores y cambiar la actitud. Si está a tu alcance, repara tu equivocación y a tu grandeza se le sumará la paz.
- Mereces ser feliz. Proponte disfrutar de todo lo que tienes, sabiendo que eres merecedor de todas las cosas buenas de la vida. Deshazte de las culpas falsas. Sólo eres responsable de tus decisiones, no de las ajenas.
- No quieras cambiar a nadie: sólo cambia quien decide cambiar. La mejor manera de que el otro cambie es no intentar cambiarlo.
Cada vez que tomes una decisión, pregúntate si te ayudará a ser la mejor versión de ti mismo.
Cuando leas, investigues, aprendas y crezcas serás tu mejor versión lograda en el plano intelectual.
Cuando proyectes con toda tu fuerza tus sueños y pongas en marcha tus objetivos, conocerás tu propia esencia, tu valor y el dominio propio, ese que está dentro de ti. Entonces, tu verdadero yo emergerá y sabrá reconocerse a sí mismo. Vivir, gozar y disfrutar son derechos que tenemos todos los seres humanos, no privilegios. Nos corresponden por ley.

"Gente Tóxica"
(Bernardo Stamateas)

viernes, 22 de marzo de 2013

jueves, 21 de marzo de 2013

Cuando estás desapegado...

Cuando te haces consciente del carácter transitorio de todas las formas, tu apego a ellas disminuye y en cierta medida dejas de identificarte con ellas. Estar desapegado no significa que no puedas disfrutar de las cosas buenas que el mundo te ofrece. En realidad, las disfrutas más. Cuando ves y aceptas que todas las cosas son transitorias y que el cambio es inevitable, puedes disfrutar de los placeres del mundo mientras duren, sin miedo a perderlos y sin angustia ante el futuro. Cuando estás desapegado, alcanzas una posición más elevada desde la que contemplar los acontecimientos de tu vida sin quedar atrapado dentro de ellos.

"Todos los seres vivos somos uno"
(Eckhart Tolle)

miércoles, 20 de marzo de 2013

Extracto carta Jefe Seattle, 1854

"No existe un lugar pacífico en las ciudades blancas,
ni hay un sitio para escuchar cómo se abren las hojas
de los árboles en primavera,
o el zumbido de los insectos.
 
Quizá esto también se debe a que soy un salvaje y no entiendo nada...
 
Pero después de todo, para qué sirve la vida si el hombre no
puede escuchar el adorable lamento del chotacabras ni las discusiones nocturnas de las ranas en el filo del estanque?
Será que soy un salvaje y no lo entiendo.
 
Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre; el hombre pertenece a la tierra. Esto sabemos: todo va enlazado, como la sangre que une a una familia. Todo va enlazado.
 
Todo lo que le ocurre a la tierra le ocurrirá a los hijos de la tierra. El hombre no tejió la trama de la vida: él es sólo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a sí mismo."
 
(Extracto carta Jefe Seattle, 1854)


martes, 19 de marzo de 2013

lunes, 18 de marzo de 2013

Dueño de mis emociones


Hoy seré dueño de mis emociones.
Si me siento deprimido, cantaré.
Si me siento triste, reiré.
Si me siento enfermo, redoblaré mi trabajo.
Si siento miedo, me lanzaré adelante.
Si me siento inferior, vestiré ropas nuevas.
Si me siento inseguro, levantaré la voz.
Si siento pobreza, pensaré en la riqueza futura.
Si me siento incompetente, recordaré éxitos del pasado.
Si me siento insignificante, recordaré mis metas.

Hoy seré dueño de mis emociones.

Si se apodera de mí la confianza excesiva, recordaré mis fracasos.
Si me siento inclinado a entregarme con exceso a la buena vida, recordaré hambres pasadas.
Si siento complacencia, recordaré a mis competidores.
Si disfruto de momentos de grandeza, recordaré momentos de vergüenza.
Si me siento todopoderoso, procuraré detener el viento.
Si alcanzo grandes riquezas, recordaré una boca hambrienta.
Si me siento orgulloso en exceso, recordaré un momento de debilidad.
Si pienso que mi habilidad no tiene igual, contemplaré las estrellas.

En definitiva, hoy seré dueño de mis emociones.


                     Og Mandino

domingo, 17 de marzo de 2013

Librarse de la infelicidad

No busques la felicidad. Si la buscas, no la encontrarás, porque buscar es la antítesis de la felicidad. La felicidad es siempre evasiva, pero ahora es posible librarse de la infelicidad, afrontando lo que hay, en lugar de inventar historias acerca de ello. La infelicidad tapa tu estado natural de bienestar y paz interior, que es la fuente de la verdadera felicidad.

"Todos los seres vivos somos uno"
(Eckhart Tolle)

viernes, 15 de marzo de 2013

La inteligencia del corazón

La inteligencia es la capacidad de ver, de entender, de vivir tu propia vida de acuerdo con tu propia naturaleza.

La inteligencia consiste en enterrar el pasado y vivir en el presente.

De hecho, la inteligencia de la cabeza no es en absoluto inteligencia; no es más que capacidad de acumular conocimiento. La inteligencia del corazón es la inteligencia, la única inteligencia que existe. La cabeza no hace más que acumular. Es siempre vieja, nunca es nueva, nunca es original. Es buena para algunas cosas; para rellenar está muy bien. En la vida uno necesita esto; hay que recordar muchas cosas. La mente, la cabeza, es una computadora. Puedes seguir acumulando conocimiento en tu cabeza y utilizarlo cuando lo necesites. Es útil para las matemáticas, para el cálculo, para la vida diaria, para el mercado. Sin embargo, si piensas que esta es toda tu vida, serás un estúpido. Nunca llegarás a conocer la belleza de sentir ni la dicha del corazón. Nunca conocerás la alegría que solo te proporciona el corazón, la divinidad que solo te proporciona el corazón. Nunca conocerás la oración, nunca conocerás la poesía, nunca conocerás el amor.
La inteligencia del corazón le da poesía a tu vida, le da una danza a tus pasos, hace que tu vida sea una alegría, una celebración, una festividad, una carcajada. Te da sentido del humor. Te hace capaz de amar, de compartir. Esa es la verdadera vida. La vida que se vive desde la cabeza es una vida mecánica. Te conviertes en un robot; puede que muy eficiente; los robots son muy eficientes, las máquinas son más eficientes que el hombre. Con la cabeza puedes ganar mucho dinero pero no vivirás mucho. Puedes tener una calidad de vida mejor, pero no vivirás.

OSHO
 
Texto extraído del libro "Intuición - El conocimiento que trasciende la lógica"

jueves, 14 de marzo de 2013

Servicio, ciencia de la creación

Placer de compartir este bello y profundo escrito sobre el servicio que hoy mismo ha redactado el Doctor Jorge Carvajal:

SERVIR, CIENCIA DE LA CREACIÓN

Como nieve derretida por el sol, el agua abundante de la vida fluye por la gracia del amor. Sin el sol del amor el potencial de la vida se queda congelado. Sin la magia del servicio que pone el amor en movimiento, toda vida pierde su sentido. Para qué servimos ? La respuesta a esta pregunta es el mismísimo sentido de la vida. Porque vinimos a servir. Quien no vive para servir, no sirve para vivir. Servir es la clave para hacer el vacío. Servir es el secreto de la plenitud. No hay abundancia mayor que la de darse, ni libertad más grande que la de entregarse. Servir es la ciencia sagrada de la creación. 


miércoles, 13 de marzo de 2013

martes, 12 de marzo de 2013

Tu propósito interior

Siempre que te sientes ansioso o estresado, es que el propósito exterior ha tomado el mando y tú has perdido de vista tu propósito interior. Has olvidado que tu estado de conciencia es lo primario y todo lo demás es secundario.

¿Por qué sugen la ansiedad, el estrés o la negatividad? Porque has dado la espalda al momento presente. ¿Y por qué has hecho eso? Porque pensaste que alguna cosa era más importante. Olvidaste tu propósito principal. Un pequeño error, una falsa percepción, crea un mundo de sufrimiento.

"Todos los seres vivos somos uno"
(Eckhart Tolle)

lunes, 11 de marzo de 2013

El colombre

El colombre
[Cuento: Texto completo.]
Dino Buzzati
Cuando Stefano Roi cumplió los doce años, pidió como regalo a su padre, capitán de barco y patrón de un bonito velero, que lo llevase consigo a bordo.
-Cuando sea mayor -dijo-, quiero navegar por los mares como tú. Y mandaré barcos todavía más bonitos y grandes que el tuyo.
-Dios te bendiga, hijo mío -respondió su padre. Y como justamente aquel día su carguero debía partir, se llevó al chico consigo.
Era un espléndido día de sol; el mar estaba tranquilo. Stefano, que nunca había subido al barco, paseaba feliz por cubierta admirando las complicadas maniobras del aparejo. Y preguntaba esto y lo otro a los marineros, que, sonriendo, se lo explicaban todo.
Cuando fue a parar a la toldilla, el chico, picado por la curiosidad, se detuvo a observar una cosa que salía intermitentemente a la superficie a una distancia de unos doscientos o trescientos metros, allí donde estaba la estela de la nave.
Aunque el carguero volara ya, empujado por un magnífico viento de popa, aquella cosa mantenía siempre la misma distancia. Y, aunque él no comprendía su naturaleza, tenía algo indefinible que lo atraía intensamente.
Al dejar de ver a Stefano por allí, su padre, después de haberlo llamado a grandes voces en vano, abandonó el puente y fue a buscarlo.

sábado, 9 de marzo de 2013

La identificación con los estados interiores

Para acabar con el sufrimiento que ha afligido a la condición humana durante miles de años, tienes que empezar por ti mismo y asumir la responsabilidad por tu estado interior en cualquier momento dado. Eso significa ahora. Pregúntate: "¿Hay negatividad en mí en este momento?" Y entonces, ponte alerta, atento a tus pensamientos y también a tus emociones. Cuidado con la infelicidad de bajo nivel en cualquiera de sus formas, como descontento, nerviosismo, hartazgo y cosas parecidas. Cuidado con los pensamientos que parecen justificar o explicar esa infelicidad, pero que en realidad la causan. Cuando te haces consciente de un estado negativo dentro de ti, eso no significa que hayas fallado. Significa que lo has conseguido. Hasta que se produce esa conciencia, hay identificación con los estados interiores, y esa identificación es el ego.

"Todos los seres vivos somos uno"
(Eckhart Tolle)

jueves, 7 de marzo de 2013

Lo único que existe es el Ahora

El tiempo se ve como una sucesión interminable de momentos, unos "buenos" y otros "malos". Pero si miras con más atención -es decir, más allá de la experiencia inmediata-, verás que no es cierto que haya muchos momentos. Descubres que siempre existe solo este momento. La vida es siempre Ahora. Toda tu vida se despliega en este constante Ahora. Hasta los momentos pasados o futuros existen solo cuando los recuerdas o prevés, y eso lo haces pensando en ellos en el único momento que existe: este.

Entonces, ¿por qué parece que hay muchos momentos? Porque confundimos el momento presente con lo que ocurre, lo confundimos con el contenido. El espacio del Ahora se confunde con lo que ocurre en ese espacio. La confusión del momento presente con su contenido no solo da lugar a la ilusión del tiempo, sino también a la ilusión del ego.

Todo parece estar sometido al tiempo, y sin embargo todo ocurre en el Ahora. Esa es la paradoja. Mires a donde mires, hay abundantes pruebas circunstanciales de la realidad del tiempo: una manzana podrida, tu cara en el espejo del baño comparada con tu cara en una fotografía tomada hace treinta años..., pero nunca encuentras una prueba directa, nunca experimentas el tiempo mismo. Solo experimentas el momento presente, o más bien lo que ocurre en él. Si solo te basas en las pruebas directas, el tiempo no existe y lo único que existe es el Ahora.

"Todos los seres vivos somos uno"
(Eckhart Tolle)

miércoles, 6 de marzo de 2013

Bueno y malo

La profunda interconexión de todas las cosas y todos los sucesos implica que las etiquetas mentales de "bueno" y "malo" son, en el fondo, ilusorias, ya que siempre implican una perspectiva limitada y por lo tanto solo son ciertas relativa y temporalmente.

lunes, 4 de marzo de 2013

Los Chakras

La palabra chakra, proviene del sánscrito y su significado es círculo, rueda o vórtice.
Nuestro cuerpo es pura energía.
Energía en movimiento.
Pura energía.
Pero dicha energía no circula sin orden, sin base.
La energía se "propaga" a través de unos centros energéticos: los chakras.
Para que resulte más fácil imaginar y entender cómo son estos centros energéticos, podemos identificarlos con una especie de embudos, que se sitúan a lo largo de nuestro cuerpo, teniendo su "entrada" en la parte posterior, tomando la forma de círculos u óvalos.
En la parte anterior o delantera, estos círculos siguen generando energía.
Sí. No es que "succionen" energía por detrás, que salga por delante.
Según qué tradiciones, hay más o menos chakras, pero los principales, los que la tradición hindú y tibetana reconoce, son siete.


domingo, 3 de marzo de 2013

Orales - España (VIDEOCLIP OFICIAL)



Orales - España (VIDEOCLIP OFICIAL) 



David Virgili Morales (Orales) presenta su tercer videoclip. Un vídeo de una canción que intenta reflejar lo que se está viviendo en España, un país en el que muchas familias están atravesando momentos difíciles debido al desempleo, los contratos basura, la corrupción, los despidos, la violencia policial, etc.

viernes, 1 de marzo de 2013

El libro del Tao

No favoreciendo a los mejores,
se evita la discordia en el seno del pueblo.
No acumulando tesoros,
se evita que el pueblo robe.
No exhibiendo riquezas,
se evita la confusión en los corazones.

Por eso el sabio, al gobernar,
vacía de deseo los corazones y llena los estómagos,
debilita las ambiciones y fortalece los huesos.
Mantiene al pueblo alejado del conocimiento de lo malo
y del deseo de lo bueno,
y procura que los astutos no tenga oportunidad de intervenir.
Practica el no-hacer
y de esa forma todo se reconduce.

"El libro del Tao"
(Lao-Tse)