Páginas

domingo, 26 de julio de 2015

Koanmic

El que quiere ser admirado, es porque vive la carencia de estar infravalorado. 
El que muestra su rostro oscuro, es para distraerlos de una abominación interior mayor. 
El que quiere mostrarse poderoso, es porque se siente impotente.
El que quiere mandar, es porque se teme que no pinta nada. 
El que quiere parecer importante, es porque se siente mediocre.
El que quiere satisfacción, esconde una carencia. 
El que busca liberarse es porque se ha esclavizado a si mismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada