Páginas

domingo, 22 de junio de 2014

El cazador cazado

Las consecuencias de nuestra manera de vivir trae resultados injustos y destructivos que no hemos querido ver durante mucho tiempo, y ahora nos estamos dando cuenta, hemos creado un sistema tramposo.
Nos engañamos a nosotros mismos desde hace muchísimo tiempo, porque la verdadera actitud con la que nos relacionamos con la vida es la de un depredador. Somos grandes depredadores programados para actuar solo cuando el beneficio a conseguir es mayor que el esfuerzo por obtenerlo. Nos han educado así durante siglos, y mantenemos un sistema basado en la misma idea: somos cazadores y para sobrevivir necesitamos adquirir buenas presas.
El problema de éste planteamiento es que cuando salimos de casa para buscar caza, nos acabamos encontrando cazadores mayores que nosotros, ante los cuales nos convertimos en sus propias piezas de caza, el cazador cazado, un viejo cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada