Páginas

jueves, 1 de diciembre de 2011

"..."

Dicen que una noche, cuando el maestro Andrés Segovia salía de un concierto, alguien se acercó y le dijo:

- Maestro, daría mi vida por tocar como usted.

Andrés Segovia repondió:

- Ése es exactamente el precio que yo pagué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada