Páginas

viernes, 5 de agosto de 2011

"..."

Equilibra tus necesidades a tu riqueza y no serás pobre ni rico, sino simplemente afortunado.

Chillón de Lacedemonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada