Páginas

domingo, 7 de agosto de 2011

Soltar

La vida se manifiesta a sí misma cuando no te agarras a ella, cuando no te apegas, cuando no acaparas, cuando no eres miserable. Cuando estás suelto y dispuesto a soltar, cuando no cierras el puño, cuanto tienes la mano abierta. La vida se revela a sí misma llanamente cuanto no agarras a ella ni de sentimiento ni de pensamiento.

Desapego, ése el secreto, todo el secreto, todo un arte. Todo lo que se guarda acaba estropeándose, todo. Acumula algo y lo matarás, acumula y se ranciará. La razón es que todo lo que es importante, vivo y en movimiento, es momentáneo.

Al acumularlo pretendes convertirlo en permanente. Amas u una mujer, amas a un hombre, y quieres poseerla, o poseerle, quieres que sea permanente. Puede ser eterno, pero no permanente. Debes entenderlo.

Inténtalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada