Páginas

lunes, 30 de julio de 2012

Estamos edificando una catedral


CUENTAN QUE UN TRANSEÚNTE SE DETUVO ANTE UNA CANTERA DONDE TRABAJABAN TRES COMPAÑEROS.


-      PREGUNTÓ AL PRIMERO: -¿QUÉ HACES, AMIGO? Y ÉSTE RESPONDIÓ, SIN LEVANTAR LA CABEZA: - ME GANO EL PAN.

-      PREGUNTÓ AL SEGUNDO: -¿QUÉ HACES, AMIGO? Y EL OBRERO, ACARICIANDO EL OBJETO DE SU TAREA, EXPLICÓ: - YA LO VES: ESTOY TALLANDO UNA HERMOSA PIEDRA.

-      PREGUNTÓ AL TERCERO: -¿QUÉ HACES, AMIGO? Y EL HOMBRE, ALZANDO HACÍA ÉL UNOS OJOS LLENOS DE ALEGRÍA, EXCLAMÓ: - ¡ ESTAMOS EDIFICANDO UNA CATEDRAL !


Y EL CASO ES QUE LOS TRES REALIZABAN LA MISMA TAREA. EL PRIMERO SE CONTENTABA CON IR TIRANDO; EL SEGUNDO YA LE HABÍA DADO UN SENTIDO; PERO SÓLO EL TERCERO DESCUBRÍA SU GRANDEZA Y SU DIGNIDAD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada