Páginas

jueves, 20 de enero de 2011

Mi propia condenación

Si alguien me despierta aversión
o si me sorprendo ignorando o evitando
a alguien en un grupo,
probablemente estoy huyendo
de un rasgo mío que esa persona exhibe.

Si algo que tú haces me irrita
quiere decir que tu falta también es la mía.

La crítica que más me hiere es aquella
que hace resonar mi propia condenación.

"Palabras a mí mismo".
(Hugh Prather)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada